Curso de astronomía

9410954852_1b473aca94_bAndrómeda, la foto de la portada del curso online de la universidad de Duke. Lo ofertaban en Coursera y de hecho lo intenté hace más de un año, y lo dejé. No tenía tiempo, 12 semanas a 5 horas por semana eran muchas horas.

En noviembre recibí un correo diciendo que me había inscrito al curso y que lo migraban de plataforma, era la primera edición y querían probar cómo iban las cosas. Pregunté a la Sra. Salamandra si le parecía bien, porque iba a estar tiempo con ello. Le pareció bien y me inscribí. Empecé mal de tiempo, sobre todo la primera semana. Me recordó a clases de universidad en las que el contenido de la explicación no parece muy complicado pero cuando te ponen las preguntas del examen sudas como un pollo.

Y así me he pasado desde noviembre hasta mitad de marzo. Escuchando clases en inglés y haciendo problemas de física. He aprendido que hay que igualar dos ecuaciones, que hay que tener mucho cuidado con las unidades y los ceros y que cuando le das a corregir y salía verde me ponía muy contento. Y no he sacado una nota por encima de nueve por los pelos.

Ahora a por el inglés, que lo tengo más abandonado que el blog.

Superluna

moon-comparisonAyer se vio la superluna. Telediarios, hombres y mujeres del tiempo y todo lo demás para ver una luna más o menos igual que lo de siempre.
Siempre es espectacular ver salir la luna llena, el color rojizo y el tamaño grande cuando está baja y cómo cambia de color y aparentemente de tamaño cuando va subiendo. La de ayer era más grande, pero no lo parece.

La explicación se ve en la foto. La luna es más grande, pero no tanto como para que se perciba a simple vista. Comparando fotos se nota, pero «en directo» no se aprecia, porque el cambio es progresivo día a día. Además hay que tener en cuenta otra cosa, en el cielo la luna es pequeña. Medida en grados su diámetro está entre 29 minutos de arco (miniluna) y 34 minutos de arco (superluna) en porcentaje un 14% más grande. Teniendo en cuenta que la semiesfera de cielo visible (con un horizonte llano) sería de 180 grados, la luna ocupa sólo la mitad de uno de esos grados. De hecho, si la galaxia de Andrómeda se viese a simple vista…

La foto de la luna la he cogido prestada de aquí.

Tú que sabes cosas del cielo…

Red_and_green_auroraEl sábado vinieron mis suegros a casa, teóricamente a merendar helado (muy buena idea para un diabético y una intolerante a la lactosa). Lo de la lactosa se arregló con un helado sin lactosa, lo del diabético pensando en que si tienes 91 años y de las pocas cosas que te motivan es comer tampoco es plan de estar fastidiando todo el día.

Las tardes de verano son largas, a veces demasiado largas y entre una cosa y otra terminamos cenando (un poco como el anuncio ese de los quesos). Es curioso ver como mi suegro que en su casa dice que no cena o cena muy poco se comió un sandwich, ensalada, queso y otro helado.

Con la cena casi terminada y con el sol ya puesto empiezan a verse las primeras estrellas. De hecho la primera, que era Antares, las demás «estrellas» eran Saturno, Júpiter y Marte. Aprovecho para contarle a mi suegra que son planetas y no estrellas y entonces viene lo del título: «Tú que sabes cosas del cielo… ¿Qué fue lo que vimos un día por la noche durante la guerra que el cielo parecía una cortina roja?»

Después vino una explicación detallada de cómo una vecina muerta de miedo se vino a su casa y de cómo estuvieron discutiendo que podría ser aquello, un bombardeo, algún incendio o la ira de Dios. Y también de cómo decidieron que ante cualquiera de las posibilidades que se planteaban lo mejor era rezar y que así estuvieron hasta que la luz roja desapareció.

Y lo más curioso es que sí que sabía que ocurrió una noche de 1938, porque hace tiempo lo escuché en la radio. En enero del 38 hubo una aurora boreal que se pudo ver hasta Andalucía. Buscamos en google y le enseñamos una foto para que la identificase. Efectivamente era lo que vio. Lo que yo no sabía yo era que lo de rezar el rosario no era tan mala idea.

Observar cerca de casa

300px-NGC_2169

El cúmulo 37 (NGC 2169)

Iba yo hace tiempo por el supermercado y uno de los empleados hablaba con los compañeros sobre las consecuencias que tendría en la Tierra una eyección de masa coronal grande. Como los compañeros no le hacían ni puñetero caso me acerqué y le pregunté si le interesaba la astronomía. Y me reclutó para una asociación astronómica local. De eso hace meses. Mientras, como el invierno ha sido suave de temperaturas, pero nublado, las únicas actividades de la asociación han sido de tipo wassap.

Pero el sábado pasado había poca luna y se ponía sobre las 23 y dejaba un buen margen para observar. Pues al campo con los nuevos compis. Y está bien. El cielo no es tan bueno como en el otro sitio al que voy, pero ahora sólo hago 45 minutos por viaje que comparado con las casi dos horas que hacía antes es una gran diferencia. También es curioso cómo aquí viene más gente sin telescopio y que quiere aprender o curiosear y es divertido enseñar.

La observación fue buena, de lo que vimos una curiosidad es el cúmulo abierto de la foto. Si alguien utiliza las instrucciones del enlace que tenga en cuenta que son para hemisferio sur y están al revés, vamos, que aquí hay que tirar de Betelgeuse para arriba en vez de para abajo.

Midiendo el cielo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Decía Graci en un comentario que qúe bien reconocer lo que se ve en el cielo. Me trae a la cabeza la imagen de arriba, más bien las imágenes. Está tomada en la observación del 7 de noviembre por un compañero, la técnica es sencilla, no tiene seguimiento ni nada, tres minutos de exposición con un gran angular.

Después me entraron ganas de identificar parte de las estrellitas y me puse. Lo  más fácil de ver son las Pléyades, debajo están las Híades en forma de V y después…

Después arranqué el Stellarium, porque la foto la iba a mandar  a los compañeros de observación y es una vergüenza que vaya mal etiquetada. Así que con la herramienta de medir ángulos del programa y haciendo reglas de tres para pasar de ángulos a distancia en la imagen fui poniendo etiquetas. Se ve fácil la galaxia de Andrómeda, cuesta más trabajo ver la del triángulo y la constelación la he marcado porque casi no resalta sobre el fondo de estrellas. A la derecha se ve el rectángulo de Pegaso.

En la vertical de las Péyades se ve el doble cúmulo de Perseo y Casiopea. Está marcada y sin identificar Capella de la constelación del Auriga a la izquierda.

Se ve mejor la foto si se pincha en ella con el botón derecho y se selecciona «Ver imagen» para verla grande. También se ve que metí la para al etiquetar el Triángulo.

Y se ven más estrellas en la foto que en realidad, cosas de que la «pupila» de la cámara de fotos es bastante más grande que la humana y que en 182 segundos entran un montón de fotones más que en un ojo humano.

Astrosábado

Sculptor_Galaxy_by_VISTASábado por la tarde sobre las 5. Meto en el coche grande:

  • Telescopio
  • Silla plegable
  • Mesa camping
  • Maleta con oculares y accesorios
  • Comida
  • Café autocalentable
  • Ropa de abrigo (botas)
  • Batería externa para el móvil

Paro en la gasolinera y lleno el depósito. Una hora y media después llego al sitio donde observamos. Íbamos a probar en otro lado pero era muy cerca de un coto y estaban cazando jabalíes y nos podíamos llevar un tiro puesto para casa. Decido probar un atajo para llegar e increíblemente funcionó y me quité unos cuantos kilómetros de baches.

Esta vez llevaba una sesión planificada con dso-browser.com y después de equilibrar el telescopio y esperar a que se hiciese oscuro del todo a observar.

Muchos bólidos, después comprobamos que era noche de taúridas y además creo que uno de los que vimos era un fragmento del cometa Encke.

En todas las observaciones hay algo que observas por primera vez o en diferentes circunstancias. Esta vez fue la galaxia del Escultor. Es imposible verla desde casa por la contaminación lumínica y porque me pilla una pared. Así que el sábado por la noche, en los Montes de Toledo con el telescopio apuntando al sur y bajo (unos 25º) vi la galaxia. Es un poco más pequeña que la de Andrómeda, pero de todas formas es enorme y en un cielo oscuro con mi telescopio se intuyen los brazos de la espiral.

Después recoger, volver a casa y a la cama.

La foto es esta: “Sculptor Galaxy by VISTA”.

Y hay que ponerlo por cosa de la licencia.

Por las mañanas…

planetasY en medio de todo este lío de trabajo y de otros rollos, estamos pendientes de que a final de semana nos llamen para decirnos que nos dan un gato en adopción. Bueno, una gata, ayer vinieron a visitarnos (porque esto se parece a adoptar a un niño) y les debió gustar la casa y la Sra. Salamandra les debió caer bien, y por eso nos dan el bicho un día de estos.

Mientras que la gente se mata en la tele, se gastan dinerales en tonterías, se ve fútbol y más fútbol y el personal se despeja la cebeza viendo telecinco, por las mañanas, justo antes del amanecer (y hasta un poco después) se ve en el cielo la imagen que he capturado en Stellarium. Por el este (un poco hacia el sur) se ve Venus muy brillante, Júpiter un poco menos y Marte cerca de Júpiter y de tono rojizo. En la imagen se ve Mercurio, pero por las mañanas, cuando saco a la perra a que haga sus cosas no lo veo porque lo tapa un monte. El que tenga un horizonte despejado podrá verlo.

Y por la mañana la perra tiene ganas de hacer sus cosas, pero como los bichos estos están a medio evolucionar, tarda un rato en decidir cual es el mejor sitio para hacerlo. Mientras yo miro al cielo y me quedo parado, la perra que sigue buscando dónde cagar se harta y me empuja con el hocico. Me muevo, encontramos un sitio adecuado y al rato nos volvemos a casa a desayunar.