Retornos

Hirundo_rusticaABP01CAVuelven las golondrinas, como todos los años. Primero se les oye piar en la puerta de casa luego traen pelos de caballo, y después ponen los huevos y empollan. Y llenan de mierda la esquina de la entrada. Nosotros ponemos un cartón y lo vamos cambiando.

Vuelvo a escribir en el blog. Esto de tener a la Sra. Salamandra al lado me complica lo de la clandestinidad y además llevo una temporada bastante ocupado (afortunadamente).

Vuelvo a pensar en comida, comida con grasas. Llevo como un mes como en los anuncios de colesterol, después de las vacaciones y de quedarme sin pastillas una semana hice el control y salió muy alto. Así que vuelta a las pastillas, a la dieta más estricta y a darme cuenta de los muchísimos anuncios que hay en la tele anunciando colesterol, casi tantos como los que anuncian productos para bajarlo.

Vuelvo a pensar en que tengo que escribir por aquí con más asiduidad, y lo intentaré.

De vuelta lista de comprobación

checklistSalida de Semana Santa completada (a pesar de buscar el sitio a donde ir con dos días y con la Sra. Salamandra más que estresada porque había que salir sí o sí).

Golondrinas criando. De nuevo, ya sé que soy muy pesado, pero no deja de sorprenderme.

La gata caza, el gato no. Cuando salen al patio el gato juega y se escapa a explorar. La gata ya ha traído: un gorrión, dos saltamontes, dos lagartijas y una salamanquesa, todos vivos. Cuando entra por la cocina todo el mundo sale corriendo y me toca a mi quitarle el bicho y liberarlo.

Los de wordpress me han vuelto a cambiar la interfaz, me he pasado un rato buscando dónde está lo de programar la entrada para el viernes.

Se acerca el fin de semana, me gustaría observar una estrella nueva que dicen que se ve en el trapecio de Orión. Cambia el tiempo, nubes y lluvia.

Todo bajo control.