Por fin

Sewell_258_Christies_1_lHace ya un montón de tiempo. Nos hemos pegado casi un mes de ingreso en el hospital con mi suegro. Y después de un montón de complicaciones y a sus casi 92 años ha salido de alta. Muy fastidiado pero de alta. Y no ha sido como en el cuadro de Amos Sewell.

Veintitantos días dan para mucho. Dar de comer, vigilar que respire, pedir medicación, comer fatal, dormir en un sillón, no dormir en un sillón…

Leer. Me ha faltado un solo libro para terminar la serie «Roma sub rosa» de Steven Sailor. Son 15 libros, no está mal. Cosas que no he hecho, ver ni un minuto de televisión, sobre todo porque hay que pagar. Tampoco he publicado en el blog, porque desde el teléfono es una tabarra y tampoco tenía mucho ánimo.

Así que ya estoy de vuelta.

 

De hospitales

Convento_de_Mafra_-_Hospital_dos_monges.jpg

Pues estamos de hospital. Mi suegro se puso mal y después de dos visitas a urgencias terminó ingresando. Por eso les dejo tres ideas:
– Cuando uno enferma, enferma también su familia.
– No sé si voy a poder actualizar el blog
– La foto es la enfermería de los monjes del monasterio de Mafra en Portugal, merece la pena la visita.

Cosas de wordpress

wordpress-bg-medblue.pngTrasteando el blog me encuentro con que ahora se pueden cambiar los tipos de letra en los temas. Supongo que wordpress me habrá avisado en uno de esos correos que no leo nunca.

Como me parece que de cuando en cuando algún cambio es bueno he cambiado el tipo de letra desde el viernes pasado. Si no gusta o prefieren otra cosa estaré atento a los comentarios.

Es una buena noticia,  no tanto como cuando hicieron que la cabecera encajase, pero es muy buena.

Retornos

Hirundo_rusticaABP01CAVuelven las golondrinas, como todos los años. Primero se les oye piar en la puerta de casa luego traen pelos de caballo, y después ponen los huevos y empollan. Y llenan de mierda la esquina de la entrada. Nosotros ponemos un cartón y lo vamos cambiando.

Vuelvo a escribir en el blog. Esto de tener a la Sra. Salamandra al lado me complica lo de la clandestinidad y además llevo una temporada bastante ocupado (afortunadamente).

Vuelvo a pensar en comida, comida con grasas. Llevo como un mes como en los anuncios de colesterol, después de las vacaciones y de quedarme sin pastillas una semana hice el control y salió muy alto. Así que vuelta a las pastillas, a la dieta más estricta y a darme cuenta de los muchísimos anuncios que hay en la tele anunciando colesterol, casi tantos como los que anuncian productos para bajarlo.

Vuelvo a pensar en que tengo que escribir por aquí con más asiduidad, y lo intentaré.

De vuelta lista de comprobación

checklistSalida de Semana Santa completada (a pesar de buscar el sitio a donde ir con dos días y con la Sra. Salamandra más que estresada porque había que salir sí o sí).

Golondrinas criando. De nuevo, ya sé que soy muy pesado, pero no deja de sorprenderme.

La gata caza, el gato no. Cuando salen al patio el gato juega y se escapa a explorar. La gata ya ha traído: un gorrión, dos saltamontes, dos lagartijas y una salamanquesa, todos vivos. Cuando entra por la cocina todo el mundo sale corriendo y me toca a mi quitarle el bicho y liberarlo.

Los de wordpress me han vuelto a cambiar la interfaz, me he pasado un rato buscando dónde está lo de programar la entrada para el viernes.

Se acerca el fin de semana, me gustaría observar una estrella nueva que dicen que se ve en el trapecio de Orión. Cambia el tiempo, nubes y lluvia.

Todo bajo control.

Curso de astronomía

9410954852_1b473aca94_bAndrómeda, la foto de la portada del curso online de la universidad de Duke. Lo ofertaban en Coursera y de hecho lo intenté hace más de un año, y lo dejé. No tenía tiempo, 12 semanas a 5 horas por semana eran muchas horas.

En noviembre recibí un correo diciendo que me había inscrito al curso y que lo migraban de plataforma, era la primera edición y querían probar cómo iban las cosas. Pregunté a la Sra. Salamandra si le parecía bien, porque iba a estar tiempo con ello. Le pareció bien y me inscribí. Empecé mal de tiempo, sobre todo la primera semana. Me recordó a clases de universidad en las que el contenido de la explicación no parece muy complicado pero cuando te ponen las preguntas del examen sudas como un pollo.

Y así me he pasado desde noviembre hasta mitad de marzo. Escuchando clases en inglés y haciendo problemas de física. He aprendido que hay que igualar dos ecuaciones, que hay que tener mucho cuidado con las unidades y los ceros y que cuando le das a corregir y salía verde me ponía muy contento. Y no he sacado una nota por encima de nueve por los pelos.

Ahora a por el inglés, que lo tengo más abandonado que el blog.