Inicio » Personales » Una cara conocida

Una cara conocida

chiquitaAndábamos de vacaciones por Euskadi y todo el mundo (la radio, la recepcionista del hotel…) recomendaba la exposición de escultura hiperrealista en el Museo de Bellas Artes.

La idea era tener un día de museos, primero al Bellas Artes y por la tarde al Guggenheim. Hay incluso una entrada con descuento. Así que al museo, en las taquillas me calculan que es mejor por 2 euros la entrada para los dos museos que usar el vale descuento del hotel. Entramos directamente a la exposición de hiperrealistas y para mi sorpresa está la escultura de la foto. Me quedo pensando en que me suena de algo y al cabo de un rato caigo en que una venus de hace mucho tiempo.

Por la tarde, en el Guggenheim la Salamandrita mayor no sé si por postureo o por lo que sea dice que el arte moderno le gusta. La Salamandrita pequeña y la Sra. Salamandra dicen que eso es engañar a la gente y que lo único bueno del museo es el perro de flores de la entrada. A mi hay cosas que me gustan y cosas que no.

Ahora recuerdo con horror horroroso cómo me querían convencer de que el Starbucks estaba cerca. Cerca y lejos son términos relativos y yo dije que relativamente no iba a andar 90 minutos ida y vuelta para tomar un café de 6 €.

También recuerdo que la Sra. Salamandra puso un poco cara de «¿De qué conoces a esa?» cuando estábamos en la exposición.

Anuncios

3 pensamientos en “Una cara conocida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s