Inicio » Personales » Regalos, plumas, cacerolas

Regalos, plumas, cacerolas

img56903498Y como no sabían qué regalar, pues me encargué y mismo.

Y una de las cosas fue la pluma de la foto. Plumín B (gordo) y tinta de subrayar, escribe bien, no es demasiado cara y la gente alucina cuando subrayas.

Otra, una cacerola. Una bra la de mangos naranjas. Tenía una vieja que se apoyaba mal en la vitro y que tenía las asas rotas, Así  que le pedí a los reyes una cacerola. Mi suegra se lo cuenta a todo el mundo como si fuese el chiste más divertido de 2014.

Una máquina de cortar fiambre. Peligrosa, pero era algo detrás de lo que andaba desde hacía tiempo y como ahora hay sitio para guardarla pues adelante. La Sra. Salamandra dice que es tan útil como peligrosa, y no le falta razón. La cara de todo el mundo al ver como cortaba el redondo que cocinaron para la cena de Navidad en lonchas de 2 mm amortizó el gasto (más o menos lo mismo que la pluma).

El último, la sorpresa de la Sra. Salamandra. Un E-book nuevo, de los que tienen luz. Ya tenía uno, viejo y un poco cascado. Y esto de saltarse dos o tres generaciones de un cacharro es sorprendente. Ya no tengo que cacharrear los libros para pasarlos a pdf ajustado a 6 pulgadas, el cacharro los coge, les cambia la letra… Ahora sólo me queda terminar la trilogía americana de Ellroy en inglés, y por cierto, el slang de finales de los 50 me está matando.

Anuncios

Un pensamiento en “Regalos, plumas, cacerolas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s