Inicio » Otras cosas » El premio

El premio

220px-Cervates_jaureguiIba yo en el coche el lunes a una reunión que se suponía muy importante y que resultó en lo de siempre. Dos horas de coche para arriba y dos horas para abajo, todo ello para tres horas de reunión (tengo que pasar las dietas, que de momento he adelantado la gasolina). Anuncian en la radio el ganador del premio Cervantes y me viene a la cabeza un relato de ciencia ficción…

Año dosmil y pico (siendo pico un año mayor de 26) Google ya ha comprado Apple, Microsoft y el gobierno de varios países pequeños. En su plan de expansión, mezclado con las compras de la deuda de todos los países europeos y por lo tanto su control de facto, se incluye el fomento de la cultura. Los jefes deciden dar un premio literiario, pero también deciden hacer uso de la información de la que disponen sobre sus usuarios (android, apple y microsoft debe ser el 101% de la población, bueno, no, estamos los del linux, pero muchos usamos android y estamos pillados..) y sus algoritmos predictivos, sí esos que te dicen lo que estás buscando.

El resultado…

A las 9:00 suena el telefono.

—Siiii.

—Buenos días y enhorabuena, el jurado del premio Cervantes le ha designado ganador de este año.

—Imposible, yo no he escrito nada en mi vida, y no me voy a poner ahora.

—Disculpe, pero el jurado ayudado por el algoritmo de búsqueda ha determinado que usted es el candidato con mayor probabilidad de escribir una obra literaria que contribuya a enriquecer de forma notable el patrimonio literario en lengua española.

—¡Qué no! ¡Que soy escayolista!

—Precisamente, el jurado y el todopoderoso algoritmo han determinado que su obra literaria todavía no escrita  contribuirá a enriquecer de forma notable el patrimonio literario en lengua española. Y si usted es escayolista no sabe de esto más que el algoritmo y el jurado.

—Mire, yo me tengo que ir a trabajar.

—Hoy no va a poder, dentro de unos minutos comenzará a llamarle la prensa y tendrá que atenderlos.

—Yo no voy a …

—Son 125000€. Ya se lo hemos ingresado.

—¿Coomo?.

—¿Se refiere a cómo lo hemos hecho? El algoritmo conoce su cuenta, su tarjeta de crédito, lo último que ha buscado en internet. Con eso nos sobra para hacerle una transferencia.

—¿Dinero, banco?

—Claro, no esperaría usted que una persona que potencialmente contribuirá a enriquecer de forma notable el patrimonio literario en lengua española quede sin el debido reconocimiento por parte de la sociedad, el jurado y el todopoderoso algoritmo.

—Me va a terminar liando. ¿Qué se supone que tengo que hacer?

—Nada. Si usted no cambia, con el tiempo, contri…

—…buiré a enriquecer de forma notable el patrimonio literario de la lengua española. Pero, ¿no se dan cuenta de que acaban de cambiarlo todo? Yo no tenía un duro y me acaban de ingresar un pastón.

—No discuta. El algoritmo lo sabe todo, controla todo y con seguridad ha tenido en cuenta todas estas nimiedades.

—Me rindo, si deja de decirme lo de contribuir de forma notable…, acepto el premio y me pongo a escribir esta misma tarde, ¿Times roman 12?

—La letra que prefiera, buenos días.

—Buenos días.

Anuncios

6 pensamientos en “El premio

  1. Claro. Lo tiene todo vendido. Le han dado el Cervantes…

    Recuerdo un pasaje de un libro de Benni en el que hay un cóctel en el que le han dado un premio a una señora (casualmente la mujer del Jerarca) por su próximo libro. Y lo de próximo era literal, que aún estaba en ello.

    El relato este suyo es de antología.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s